¡Feliz año nuevo 2018!

Este año que concluye ha sido uno de los que más fuerte dejaron marcada su huella y para muchos nos ha marcado por diferentes situaciones, entre ellas una que nos ha hecho ver la vida de una manera distinta a como la concebíamos; después de lo vivido este año empezamos a valorar ciertas cosas cotidianas y ahora incluso las llegamos a ver completamente distintas; esa experiencia que nos obligó a extrañar de forma precipitada y al mismo tiempo a crecer y seguir adelante.

Claro, también fue un ciclo lleno de logros personales y profesionales para muchos de ustedes como así nos los dejaron saber. Sin duda, 2017 fue un parteaguas en la vida de muchos.

Con un 2018 en puerta, comenzamos a hacer listas sobre las metas que queremos lograr en este nuevo ciclo y darle mayor sentido a nuestro caminar. Todo esto comenzando con la madrugada del año nuevo, aquella en la cual tenemos ya previstos varios rituales para atraer buena fortuna, el amor y la prosperidad. Tal vez el más popular es el comer 12 uvas durante las 12 campanadas que indican la llegada del año y así tener buena suerte y abundancia.

Esta tradición tiene su origen en España, aunque hay dos versiones de la misma según el libro “España” del periodista Jeff Koehler. Una de ellas se remonta a la década de 1880, donde diarios de la época relatan que la clase burguesa, imitando a los franceses, comenzaron a beber vino espumoso y comer uvas en la noche vieja. Poco tiempo después esto fue adoptado por los madrileños que iban a la Puerta del Sol para oír las campanadas de media noche y con ironía o burla comían uvas igual que la clase alta.

La segunda de las versiones nos lleva a la primera década del Siglo XX, en la cual los productores de Alicante (sureste de España) tuvieron cosecha excedente de uva blanca de la variedad “aledo”. Al precio bajo del producto se sumó la forma creativa de venderlo. Hasta hoy en día a este tipo de uva se le conoce como “de la buena suerte”.

Por nuestra parte, puedes tener la seguridad de que en nuestra mesa, una de las uvas será para desearte lo mejor para ti y los tuyos.

Te deseamos que comiences este año nuevo de la mejor manera y que todas las enseñanzas vividas sean para generar un futuro próspero.

 

¡Feliz año nuevo 2018!